en Anime, Videojuegos

Los favoritos de Fernando

Granblue Fantasy

Granblue es muchas cosas. Es un RPG sólido, enmarcado en un mundo sencillo pero suficientemente único, lleno de elementos de MMO como raids y guilds, y diseñado para que si sabes lo que haces puedas jugar por cantidades indefinidas de tiempo.

De más está decir que por algo se ha vuelto tan popular de la nada.

Shadowverse

“Hearthstone pero weeb” es la forma más concisa de venderlo, pero no la mejor.

Shadowverse tiene tres elementos clave que lo diferencian de Hearthstone:

-Las clases son más que solo una selección de cartas distinta o una habilidad diferente y tienen mecánicas exclusivas para cada una como “Overflow” para Dragoncraft (Habilidades extra que se activan en las cartas a partir de 7 puntos de juego en adelante) o “Spellboost” (Cartas que ganan más poder por cada vez que se juega un hechizo mientras están en tu mano) y “Earth Ritual” (Efecto que se activa al sacrificar un Token que ciertas cartas dejan atrás) para Spellcraft.

-El sistema de “Evolución” te pone a tu disposición un número limitado de puntos que puedes usar para potenciar y contraatacar. Cuando un monstruo evoluciona, puede en el mismo turno que fue invocado, atacar otro monstruo (Pero no al líder), volverse más fuerte y/o activar una habilidad que solo se activa al evolucionar.

-Está diseñado pensando menos en hacer un análogo en un juego de mesa, permitiéndose mecánicas que solo funcionan bien al ser un videojuego (Clases que dependen de muchos Tokens o de fluctuaciones de ataque/defensa constantes).

No diré que es mejor que Hearthstone, pero si alguna vez pensaron que Hearthstone debería gustarles más pero no lo hace, Shadowverse puede que sea la respuesta.

The Legend of Grimrock 2

También conocido como “Lo que me mantuvo cuerdo por el mes que no tuve internet”.

El primer Legend of Grimrock es un juego que me agradó más en teoría que en práctica por algún motivo. Pero Legend of Grimrock 2 no me dejó hasta que no lo terminé. Quizá fue el cambio de un calabozo a una serie de sitios que van desde la costa hasta un cementerio y una pirámide, quizá fue el sentido más cohesivo de que hay una historia desarrollándose o quizá fue la ya mencionada carencia de internet haciéndome sostenerme a cualquier juego que consiguiera.

Cualquiera que sea el caso, Grimrock 2 es un juego estúpidamente genial. Los combates son tensos y te hacen pensar cómo estás ubicado en el mapa, a veces necesitando reubicar personajes sobre la marcha. Los puzzles parecen diseñados por alguien desquiciado pero luego de poco aprendes a pensar como ese desquiciado. Y está lleno hasta el tope de secretos por doquier que solo te hacen querer dar otra vuelta para probar otros equipos y hacer más fácil la exploración yendo por cada secreto directamente.

Solo… tengan cuidado donde arrojan los objetos. No quieren entrar en pánico cuando descubran que ese cetro de serpiente que botaron era la llave para abrir las puertas de la pirámide.

Guilty Gear Xrd: Revelator

Un detalle chistoso es que los dos juegos de peleas en los que invertí más tiempo cuando niño fueron The King of Fighters EX 2: Howling Blood y Guilty Gear X: Advance Edition. Ambos en el GBA jugado via emuladores. Como tal le tengo un cariño más grande a KOF y GG que a Street Fighter.

Guilty Gear Xrd es un juego al que le he tenido la vista puesta desde hace tiempo por obvias razones, pero no me esperaba que me encantara tanto una vez pude probarlo.

¿Que tiene de especial? Es el mismo Guilty Gear de siempre. Si jugaron cualquier Guilty Gear los personajes son los mismos, pero en ese híbrido de 3D que se ve como 2D tan genial.

Curiosamente lo que me terminó de vender Revelator fue su modo historia. Es una gran película glorificada, pero es una tan genial que ya estoy preparando un artículo sobre todo el asunto.

Así que puedo contar Guilty Gear entre mis juegos favoritos del año Y mis animes favoritos del año.

The Beginner’s Guide

The Beginner’s Guide es un juego del que no puedo hablar mucho porque por más que detalle lo que es jugarlo no empezaría a hacerle justicia.

En TBG, David Wreden (El creador de Stanley Parable que no estuvo involucrado con Dr. Langeskov) nos guía por una serie de juegos hechos por alguien bajo el pseudónimo de Coda. Los juegos de Coda son cortos, experimentales, y muchas veces un tanto pretenciosos. El juego nos transporta a través de varios juegos y de varios momentos en la vida de Coda expresados a través de estos juegos.

Con este contexto The Beginner’s Guide explora los temas de qué impulsa a cada quien a crear y qué impacto tiene el crear cosas en ti y en los demás. Es un juego que existe puramente para explorar y expresar qué significa la labor creativa para cada persona pero lo hace desde tantos ángulos que no se siente nunca como un monólogo unilateral del creador. Todo enmarcado en una historia que incluso al examinar puramente como una labor narrativa es roca sólida.

No es un juego para todos, pero si alguna vez te dedicas a labores creativas o te has encontrado metido de lleno en ellas, debes jugar este juego.

The Silver Case

¿Alguna vez han jugado algo que te ha hecho reconsiderar lo que un videojuego y su historia pueden ser?

The Silver Case es un drama policial sin el peso innecesario que el género ha acumulado con los años. Es un relato sobre personas, no es solo una búsqueda por un culpable, sino un análisis de que llevó a la persona esos extremos. En muchas ocasiones el caso no termina cuando se consigue al culpable, muchas veces no hay culpable o el problema yace en algo mucho más profundo.

La escritura en The Silver Case es cruda y real. Los personajes se sienten todos como personas con las que puedes simpatizar por un motivo y desagradarte profundamente por otro completamente diferente. Cada uno moviéndose para su propia agenda mientras algo siniestro más allá del control de cualquiera ocurre en el fondo.

Es además un estilo narrativo que no se anda con tapujos en nada. Resultando en momentos surreales que en lugar de sentirse distendidos se siente que le agregan a la experiencia completa. Jugar Silver Case luego de haber jugado Danganronpa se siente como ver Jojo por primera vez y notar no solo cuanto salió del original, sino darte cuenta de en cuantas cosas el sucesor no le llega a los talones a este.

Todo eso sin mencionar el formato del juego. En lugar de adoptar el formato de las Visual Novels de sprites encima de un fondo, The Silver Case adopta un estilo completamente diferente, utilizando fondos en 3D para ubicarte en el espacio y retratos sencillos que nunca cambian su expresión pero que con solo estar ahí te hacen a una idea de cómo es el personaje. Ilustraciones más complejas acompañan a los momentos donde tu personaje no está o donde más información debe transmitirse, y el resultado es un formato que es en iguales partes más simple y transmite mejor la información.

Podría hablar mucho más y más a detalle sobre este juego, pero de más está decir que si más autores hubieron usado The Silver Case en lugar de TYPE MOON o Key Visual Arts como referencia para sus Visual Novels, el panorama sería muy distinto y mucho mejor.

Puede o no que esté implicando planes malévolos al decir esto. Manténganse en sintonía para más detalles.

Mob Psycho 100

Este año he visto mas anime que el año pasado, pero se limita a copiosas cantidades de anime viejo. Uno de los más actuales que he visto es Mob Psycho 100 y con lo poco que he visto puedo decir que es el mejor anime del año (Si no contamos el modo historia de Revelator, por supuesto).

Otra historia de una criatura innecesariamente poderosa del mismo creador de One Punch Man. Pero el enfoque de Mob Psycho 100 en los esfuerzos de Mob por crecer como persona y no tener que depender de sus poderes mientras atrae y lidia con gente que se enfrenta a los mismos dilemas morales que él pero que los han combatido de modo distinto resulta en un relato complejo y atrapante que nunca deja de ser divertido.

Es colorido, en constante movimiento y con imágenes hermosas. Entre este, Osomatsu-san y el nuevo anime de Pokemon se ve una tendencia creciente de anime que renuncia a los diseños super complejos por diseños simples acompañados de animación fluida y vibrante.

Y si ese es el futuro, bienvenido sea.

 

Menciones especiales:

  • Tales of Graces F
  • Stranger of Sword City
  • Shantae and the Pirate’s Curse
  • Monster Hunter Generations
  • Hyrule Warriors Legends
  • Lognaros

    Creo que me animaré a ver Shirobako lo haces sonar bien interesante,Los juegos de SMT me suelen gustar una barbaridad,aún sigo jugando SMT Nocturne,y eso que ya me saque el juego al 100% y como 200 horas de juego,así que sí Devil Summoner está a la altura,tal vez hasta me pille una 3Ds Solo para jugarlo,por cierto al crear VA-11 HALL-A,que otro tipo de influencia CyberPunk tuvieron?,y para terminar alguno de los dos se ah llegado a ver Texhnolyze?(No se si ese tipo de animes les gusten.)

    • Por encima diría que cualquier cosa dirigida por Mamoru Oshii (Ghost in the Shell, Patlabor) o hecho por ARTMIC (Bubblegum Crisis, Megazone) fue lo que jugó un papel importante en la elaboración de la estética y la atmósfera en general, al menos a un nivel subconsciente por haber visto sus trabajos desde una edad muy temprana.

      • Lognaros

        Gracias por responder.

  • Devyat

    Solo me pasaba para decirles que una de las pocas cosas buenas que en lo personal me dejó el 2016 fue VA-11 HALL-A y que además me inspiró mucho como pseudo-creador-amateur de contenido.

    De verdad que su juego me llegó directo al kokoro, sobretodo por que lo sentí muy directo, muy sincero…real en definitiva. Desde luego ya prácticamente no quedan obras así pues la pretensión y el postureo se han transformado en los recursos más utilizados para intentar vender un producto, descuidando por completo la calidad del mismo.

    Espero con ansías algún nuevo proyecto!

    Pd: Alma best gurl

    • ¡Gracias por las lindas palabras!