en Videojuegos

Honey Select

Esta entrada es NSFW en puntos especificos. Están advertidos.

Illusion, la compañía responsable del infame (pero de hecho extremadamente vanilla a pesar del contexto) Rapelay y el sorprendemente entretenido Artificial Academy, recientemente sacó un juego nuevo.

Para los que no tienen ni idea de que hablo, Illusion se especializa en eroges en 3D. Aunque han intentado en alguna que otra ocasión de mezclar esto con otros géneros, al final siempre vuelven a la misma fórmula de “Toma a la chica y escoge qué hacer mientras distintas barras se llenan”.

[Inserte chiste sobre llenar]

[Inserte chiste sobre llenar]

Un buen ejemplo de esto es Artificial Academy, un juego donde el enfoque es crear varias chicas (o chicos) y meterlos en un salón donde pueden interactuar y coger como conejos.

Otro buen ejemplo, en este caso de otra compañía, es Custom Maid 3D por Kiss (no, no la banda). CM3D sigue la misma base de “Escoge posiciones y llena barras” pero lo combina con un Raising Sim donde que labores cumpla en el día y que posiciones practique en la noche resultará en más posiciones desbloqueadas y stats más altos.

Honey Select (el nuevo juego de Illusion) es todo esto destilado en sus elementos más puros. No hay Raising Sim u otros tipos de gameplay aparte. Crea una chica, llamala y haz lo que quieras.

Espiar es una opción.

Espiar es una opción.

Y aunque esto elimina un punto medio que muchos prefieren omitir de todos modos, también le quita cierto… encanto. Dios sabe que he usado herramientas para poner a mis maids al máximo en CM3D2, o que todas las chicas que creo en AA2 tienen la virtud al mínimo para saltar a la acción de inmediato. Pero incluso entonces, el ir directo a hacer como hacen en Discovery Channel sin ningún otro tipo de actividad de por medio o como opción se siente que le roba algo de contexto a la experiencia.

Los otros juegos mencionados tienen elementos que te ofrecen formas de hacer más personal tu tiempo con el. En Custom Maid 3D por ejemplo puedes enfocarte en mejorar a cada chica cuál unidad de RPG o crear un harem donde cada chica tiene una función distinta (un parche reciente de hecho incluye una opción de “matrimonio”). Artificial Academy 2 te deja crear personajes similares a otros ya existentes y ponerlos a interactuar solos, enamorarse e incluso morir violentamente (de modo implícito, nada en pantalla), así que puedes tener a Dio Brando y Guts peleando por Poplar Taneshima solo para que tu termines acostandote con ella a sus espaldas o algo similar.

El único que ganó en ese conflicto fui yo como jugador.

El único que ganó en ese conflicto fui yo como jugador.

Mientras tanto en Honey Select, lo más que puedes hacer para personalizar tu experiencia es escoger a quienes incluyes en cada “cuarto” (grupo de chicas). Fuera de esto todas las personalidades dicen siempre lo mismo y solo varían según su estado de ánimo. Dicho estado de ánimo cambia según qué actos sexuales hagas con ella o según alguna caracteristica al momento de crearla. Su humor puede pasar de estar normal o cachonda a que te odie o esté “rota” según que hagas.

Si no tienes cuidado una barra de “destrucción” se llena y la chica puede terminar yéndose (aunque siempre puedes reintegrar una copia nueva en las opciones o hacer que la barra nunca suba). En más de una ocasión será la chica quien tome la iniciativa y te ofrezca salir cuando vas a la pantalla de selección. También está Sitri, tu “host” en esta experiencia, pero las interacciones con ella son simplemente una barra de opciones que puedes desnudar y poner en cuatro si así lo deseas.

El problema es entonces cuando comparas que ofrece Honey Select en ese aspecto en relación al resto. Se siente como la diferencia entre tener un webm de una escena en una película porno contra el tener la película completa.

La personalización en Honey Select es una de las mejores partes… y una que me crea cierto conflicto. El sistema es mucho más completo. Cada parte del cuerpo te permite esculpirla y detallarla con un nivel alto, dándote la oportunidad de terminar con proporciones más de anime o más realistas según creas necesario (Con una opción de sliders simplificados para otras tareas). Esto, sin embargo, se presta a que con un mal movimiento termines con algo que se ve… poco agradable.

Y en otros casos te quieres dar una palmada en la espalda.

Y en otros casos te quieres dar una palmada en la espalda.

La cantidad de opciones se siente sobrecogedora a menos que tengas una idea clara de a quien quieres hacer. Y la personalización de ropa y cabello se siente decepcionante al compararla con la variedad de opciones para el cuerpo.

El cabello se entiende, pues el estilo del juego es más “realista” y por lo tanto no pueden alocarse con los estilos. Sin embargo, la selección de ropa se siente pequeña a momentos, en especial si has jugado Custom Maid 3D 2, donde la selección de ropa crece exponencialmente con cada actualización.

No es nada agravante y con un poco de creatividad se tienen resultados geniales (la carencia de cuernos se resuelve escogiendo la “Máscara de Gladiador” y moviéndola dentro de la cabeza por ejemplo), pero en comparación a lo que puedes hacer con el cuerpo, esta sección se siente un tanto decepcionante. Me habría agradado tener un nivel de opciones como el que se ofrece con los accesorios, los cuales puedes mover en relación al modelo o escoger a qué parte del cuerpo específica atar (colocar un arete que iría en la oreja en un pezón por ejemplo).

Es también el primer juego japonés que veo incluir opciones para el trasero.

Es también el primer juego japonés que veo incluir opciones para el trasero.

Y eso resume mi posición con el juego. Me gusta, pero no le veo el mismo potencial o longevidad que a otros de su mismo estilo. No posee el factor Sims-esco de Artificial Academy o el elemento Raising Sim de Custom Maid 3D. La variedad se limita a la personalización de los personajes y ciertas posiciones se limitan a personalidades o contextos específicos (sentimientos del personaje, lugar, evento, etc) pero la variedad de estos no es tanta como para incitar la experimentación y exploración, lo cual me frustra pues habría sido interesante.

Honey Select gana más longevidad cuando exploras el “estudio”, un ejecutable aparte que te permite posar y modificar cuantos personajes quieras al mismo tiempo. Y mi único problema con esta función es que la interface es un tanto fea. Obviamente es una herramienta de desarrollo adaptada al público general, pero nada evitaba añadir una capa de pintura extra al asunto. Custom Maid 3D 2 ofrece una función similar dentro del juego y se siente mucho más ordenada.

Gracias a Korelg en Discord por inmortalizar al cast de VA-11 Hall-A.

Gracias a Korelg en Discord por inmortalizar al cast de VA-11 Hall-A.

Pero al final del día muchas de mis quejas tienen su fundamento en la naturaleza del juego. Honey Select es básicamente una versión reempacada y condensada de Sexy Beach Premium Resort. El editor de personajes es básicamente el mismo (de hecho puedes usar las tarjetas de personaje de SBPR en Honey Select) y reutilizaron todo sin el “gameplay” de SBPR y con un mejor control en las escenas sexuales (esa es una frase que no pensé que diría hoy).

Honey Select no es malo. De hecho, si acaso, ha hecho el acto de compartir personajes creados más entretenido. El estilo de los personajes y la cantidad de opciones hace que las creaciones sean agradables a la vista sin limitarse a “Plana como tabla” o “Gigantomastia”.

Pero cada vez que lo juego no termino de sacudirme la sensación de que le falta… algo.

¿VR? Tiene opción de VR así que dudo que sea eso en particular.

Tus logros se sienten más tangibles cuando ves a gente hacer porno de tu protagonista.

Tus logros se sienten más tangibles cuando ves a gente hacer porno de tu protagonista.

  • DemDem

    Uff pero lo que ha salido gracias a Honey Select, y no digo que no fuese posible con otra pieza de software, que probablemente hubiese salido igual, pero damn.

    Dat sexy 2B animation you know what I’m sayin’ https://youtu.be/crmbEdS7JXY

    😉

  • FapeableSunKnight

    2D>3D

    Me gustaría que escribieran mas a menudo… Solo decía.